Por alusiones…

No te entiendo.
O sí, puede que te esté entendiendo perfectamente… y por evitar un conflicto contigo, opto por preferir no entenderte.
Hablas de que defiendes mi libertad y mi cultura, sin embargo me veo inevitablemente arrojada a tu opción y no se me permite expresar mi opinión.
Miento… se me permite, pero las consecuencias son devastadoras.
Hablas de derechos y justicia, sin embargo yo me siento despreciada, silenciada y rechazada en mi propia casa. Siento que si finalmente no puedo quedarme, eso no es una elección, sino la única alternativa.
Hablas de historia, sin embargo parece que te refieres solo a la que vives y a la que escribes, la que queda detrás se te ha olvidado, y quisiera recordarte que ese es siempre el primer paso para repetirla.
Hablas de respeto a la lengua y a la diversidad, sin embargo mi lengua y mi opción no son válidas para ti y las criticas, censuras y rechazas abiertamente.
Hablas de derechos, pero no veo que los míos sean contemplados o respetados.
Hablas de amor a la bandera, pero si ves que amo la mía me censuras.
Hablas de revolución, y eso es lo único en lo que te doy la razón, está todo revuelto…
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s