Testimonio en el Catllar

2016-11-18-photo-00000048

Hace un par de semanas (pero no me ha dado la vida para ponerme a escribir antes), estuve en el Catllar, cerca de Tarragona, con un grupo de jóvenes la mar de majo.

Me habían invitado a raíz de que en Polonia conocí a su catequista y a alguno de los jóvenes del grupo, y me pidieron que compartiese con ellos un poco de Calcuta.

A veces uno piensa que a base de hablar siempre de lo mismo, lo aborrecerá, se repetirá, contará las mismas anécdotas una y otra vez… pero no.
Cada vez que comparto mi experiencia sobre Calcuta descubro que recuerdo cosas nuevas, añoro personas y sensaciones que me vienen a la mente y que podía tener olvidadas, vuelvo a emocionarme pensando en los mismos rostros…

2016-11-22-photo-00000060

No deja de sorprenderme además, que pese a la parte tan grande de subjetividad que tiene dar un testimonio de una experiencia así… de que a fin de cuentas no puedo hacer sentir al otro todo lo que yo he sentido, simplemente explicárselo, los chavales no dejan de hacer preguntas.

Realmente me doy cuenta de lo bien hecho que está el corazón de cada uno, porque todos tenemos las mismas preguntas y las mismas inquietudes… supongo que por eso siempre hay gente nueva en Calcuta, y supongo que por eso repetimos los veteranos, porque la experiencia de Calcuta es una respuesta que no te sacia, siempre te genera más preguntas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s