Cuestión de sensibilidades

Supongo que cada uno nos sentimos más afines a unas causas que a otras, por tanto nos duelen y nos conmueven más ciertos sufrimientos.

Supongo que a nadie le sorprenderá si digo que a mi me conmueve la persecución de los cristianos y el sufrimiento de los pobres. Esa es mi sensibilidad.

Hoy ha sucedido algo en Yemen que me ha dejado el corazón tambaleándose. Por ser sincera diré que no se donde está Yemen exactamente, pero la reacción del corazón no depende en absoluto de la familiaridad con el lugar donde suceden las cosas.

Hoy en Yemen un grupo de desalmados (creedme,  se me vienen a la cabeza infinitos modos de llamar a esos seres, pero intentaré acordarme de que estamos en el año de la Misericordia) ha entrado al convento que las Misioneras de la Caridad (mis Sisters…) tienen allí,  en el que cuidan a los despreciados, ancianos, enfermos y disminuidos. Una vez dentro han degollado a 4 hermanas y a varios enfermos. Creo haber leído que han muerto al menos 16 personas. 16 inocentes que, como apuntaba San Juan de la Cruz, no tenían más oficio, y ejercicio que amar. Los enfermos vivían del amor que las Hermanas les daban por ser ellos la imagen del Jesús sufriente del que todas las Misioneras de la Caridad viven enamoradas.

Frente a esto, a uno solo le sale preguntarse lo que Susana me ha preguntado cuando se lo he explicado: “pero… ¿porqué?”. Yo no tengo explicación, ni se si algún día llegaré a comprender el sufrimiento de los inocentes y los pobres, de los que viven amando y entregando. Solamente una idea me consuela, que Jesús decía la verdad y los que sufren en su nombre alcanzan paz y viven en amor. Sólo me queda aferrarme a que si estas personas han muerto amando, Dios es amor… porque han muerto por ser el rostro de Dios. Un rostro de amor y misericordia al que los perseguidores no pueden soportar tener delante, y por eso en tantos países (y lamentablemente cada vez en más) los misioneros, los cristianos y todos los que viven de cara a Dios son asesinados.

image

Hoy rezamos por ellas, por ese ejército de ángeles que rosario en mano apatrullan los lugares donde el amor parece haber desaparecido, por ellas que entregan todo por aquellos que no tienen nada. Por los enfermos y por tantos que sufren en manos de aquellos que no soportan el Amor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s