Noticiones navideños

image

Está terminando 2015. Ha sido, al menos para mí, un año… curioso. No me atrevo a decir que ha sido duro o difícil, pero no ha sido un camino de rosas. Digamos que ha sido un año de lucha.
Y… si tengo que plantearme, a escasos 10 días para el final, qué resumen haría, sin duda una vez más, Calcuta y la Madre Teresa son pieza clave en los recuerdos que elijo atesorar (y en la lucha también tienen su peso).

Ayer, que prometía (por el horario que se me presentaba a nivel laboral y por la semana que llevaba) ser un día duro, se convirtió sin darme cuenta, como suele pasar con las cosas de Dios, en un día de esos en que es difícil sacarse de encima la sensación de buen rollo.
Se anunciaba la aprobación del segundo milagro de Madre Teresa. Un milagro que se espera desde 1997 cuando murió y más especialmente desde 2003 cuando fue beatificada por su amigo, el hoy santo, Juan Pablo II. Y… ¿Qué significa eso del segundo milagro? Pues significa algo que muchos sabíamos en el corazón, que la Iglesia va a reconocer y proclamar santa a Madre Teresa.
Un día de alegría, un día en el que el corazón se llena y en el que todos los que nos hemos arrodillado frente a su tumba, para agradecer,  para llorar, para pedir, o simplemente para ser acogidos por esta pequeña gran mujer, estamos felices pq algo que nosotros sabíamos de sobras va a ser proclamado en una gran fiesta frente al mundo que tanto se esfuerza por destruir lo que ella tanto amó y ama.
La santa de los pobres, la santa de los rechazados, de los moribundos, de los no nacidos, de los sufrientes,  de los que tienen hambre y sed de amor, la santa que iluminó a tantos desde su oscuridad… por fin será llamada santa.
Y aunque es un mero trámite, porque ha sido santa desde el principio, no deja de ser una fiesta para todos nosotros…
¿Cuántos rostros amigos podremos besar y abrazar en Roma o Calcuta el próximo 4 de septiembre? ¿A cuántos no podremos ver pero compartirán de corazón con todos nosotros un momento tan íntimo? Ni lo se, ni lo sabré, porque el milagro que Madre Teresa hace en todos los que se acercan a ella… quedó siempre en la intimidad de la Mother con su Esposo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s